Soluciones para hoteles y restaurantes
23369
post-template-default,single,single-post,postid-23369,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive
 

Soluciones para hoteles y restaurantes

soluciones para hoteles y restaurantes

Soluciones para hoteles y restaurantes

Por mucho, los hoteles y restaurantes son los lugares con mayor demanda de platos, comidas y huéspedes, así que transportar estos utensilios y comidas a los diferentes clientes es parte esencial de su día a día.  Por ello, utilizan uno de los recursos más importante para que su flujo de trabajo sea constante y cómodo: montaplatos.

Los montaplatos son unos elevadores diseñados exclusivamente para transportar platos. Estos elevadores necesitan un diseño de cabina y estructura diferente en vista del objetivo que cumplen.

Estas cabinas miden alrededor de 1 metro y cuenta con divisiones para colocar las bandejas que pueden ser extraíbles o fijas. Estos elevadores se instalan al mismo nivel de las cocinas y el trabajo que se hace, a diferencia de los elevadores normales que llegan al ras del suelo.

El tipo de montaplatos que necesita

Existen diferentes tipos de montaplatos con sistemas de elevación diferentes y te los queremos mostrar.

Los eléctricos son los montaplatos más comunes cuyo sistema consisten en una cabina y un contrapeso. Este elevador tiene una estructura estable que funciona con cables de acero que se mueven gracias al motor eléctrico unido al sistema de polea.

Algunos sistemas eléctricos de montacargas no disponen de contrapeso gracias a la fuerza de sus motores. Estos motores se configuran para que tenga un proceso de arranque y parada lenta que es fundamental a la hora de transportar alimentos.  Estos elevadores pueden cargas hasta 100 kg.

Por otro lado, los montaplatos hidráulicos combinan el motor eléctrico con una bomba de fluidos hidráulicos que eleva la cabina por medio de un cilindro conectado a los cables y la polea.

Este sistema utiliza la presión dentro de los pistones para empujar la cabina con carga. Y para bajar, el líquido vuelve al sistema hidráulico gracias a una válvula electromagnética y el peso de la cabina hace el trabajo.

Al igual que los eléctricos, los montaplatos hidráulicos tienen una capacidad de hasta 100 kg, pero esta puede ser ampliada fácilmente.

La elección de uno de estos sistemas para su hotel o restaurant depende mucho de las necesidades y características del negocio. Solo usted puede comprobar las ventajas y desventajas de uno de los servicios al probarlos.



WhatsApp chat