¿Qué tipo de salvaescaleras es mejor para tu situación?
23422
post-template-default,single,single-post,postid-23422,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive
 

¿Qué tipo de salvaescaleras es mejor para tu situación?

¿qué tipo de salvaescaleras es mejor para tu situación?

¿Qué tipo de salvaescaleras es mejor para tu situación?

Las sillas salvaescalera son aparatos que mejoran ostensiblemente la accesibilidad de personas con movilidad reducida. Éstas tienen un mecanismo bastante sencillo, que no ocupará demasiado y que será increíblemente funcional, pudiéndose instalar tanto en el interior como en el exterior de la casa.

Este tipo de mecanismo consta de un sistema elevador que, a través de un riel, que se extenderá a lo largo de toda la escalera, permitirá a las personas desplazarse entre los diferentes pisos de la casa. Los salvaescaleras están destinados a personas con dificultades para moverse. Su instalación es poco compleja, ya que no necesita que se haga ninguna obra. Esto no solo se traduce en una mayor comodidad para su implantación, sino que también supondrá un precio mucho más reducido.

Dependiendo de las características de cada casa y de cada escalera, existen diferentes tipos de salvaescaleras, que analizaremos en este artículo.

 

Los 3 tipos principales de silla salvaescaleras y sus características

Aunque pueden encontrarse más tipos si se hila fino, realmente hay 3 variedades de sillas salvaescaleras principales:

  • Salvaescaleras rectos: No tiene ningún tipo de giro en su estructura y mantiene una pendiente constante. Cuenta con el sistema inalámbrico para manejar la silla y que ésta suba y baje al gusto del consumidor. Suelen llevar un cinturón integrado como medida de seguridad.
  • Salvaescaleras curvos: Este tipo de sistema se adaptará a cualquiera que sea el inmueble. Su diseño se adapta a cualquier curva que haya y a cambios de pendiente. Suelen suponer un precio algo más caro que las rectas.
  • Salvaescaleras verticales: Se asemejan a un pequeño ascensor, contando con una especie de cabina y puertas antideslizantes, aunque su mecanismo es completamente distinto. Están pensados para acceder con facilidad con la silla de ruedas y suelen contar con una batería de rescate que funcionará en caso de apagón eléctrico. Su montaje es algo más complejo que en los otros dos casos.


WhatsApp chat