Estas son las escenas del cine más icónicas que se han rodado en un ascensor
23509
post-template-default,single,single-post,postid-23509,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive
 

Estas son las escenas del cine más icónicas que se han rodado en un ascensor

El cine y los ascensores

Estas son las escenas del cine más icónicas que se han rodado en un ascensor

¿Hay algo mejor que ver una película con palomitas? Sin duda, es uno de los mayores placeres que nos ofrece la vida. La historia de este arte está repleta de secuencias que se han rodado en el interior del ascensor, postulándose como una pieza fundamental. Los elevadores y los montacargas se convierten en muchas ocasiones en un elemento que va más allá de ser un escenario: ser protagonistas de las acciones de la película. Se trata de lugares de dimensiones escasas en los que transcurren sucesos de terror, de claustrofobia, de amor, de humor, donde el héroe lo utiliza como vestuario o donde los personajes se rompen el corazón. Escenas que nos impactan y que quedan grabadas en nuestra mente cinematográfica.

El misterioso asesinato en Manhattan

Una de las escenas más humorísticas es la de la película “El misterioso asesinato en Manhattan”, de Woody Allen. Una de las personajes, Carol Lipton, es una ama de casa aburrida de Nueva York que comienza a sospechar que su vecino ha asesinado a su mujer. El marido, interpretado por el propio Allen, cree que es una paranoica y trata de quitarle de la cabeza la idea. En la escena del ascensor, ambos descubren que hay un cadáver en el momento en que se les apaga la luz del ascensor en el edificio.

Otro de los clásicos es “El coloso en llamas” de Paul Newman y Steve McQueen. El día de la inauguración de un edificio de 138 plantas ubicado en San Francisco, se declara un incendio que sorprende a todos por un fallo en la instalación eléctrica. Dicho suceso, causa un enorme caos y una gran catástrofe. El ascensor burbuja de la fachada será sin duda la vía esencial de escapatoria de las personas que se hallan en los pisos más altos del rascacielos.

¿Quién no recuerda la película de “El Resplandor”, de Stanley Kubrick? Relata la historia de Jack Torrance, personaje que es interpretado por Jack Nicholson, que acepta un puesto de vigilante de invierno de un hotel solitario de alta montaña, el Hotel Overlook. Se trata de un lugar maléfico con fenómenos paranormales. Jack, se traslada al hotel para realizar el mantenimiento mientras escribe una novela. Allí, sufre trastornos de personalidad, que implican que trate de manera violenta a su mujer y a su hijo. El ascensor es fundamental en una de sus escenas estrella, donde hay una gran cascada de sangre que brota de él.

Alien: el octavo pasajero también tiene como protagonista al ascesnor. La obra está protagonizada por Sigourney Weaver, única superviviente de la nave Nostromo. Al haber sido rescatada, vuelve de nuevo con una expedición de marines norteamericanos al planeta que ha colonizado Alien. En ese lugar, les esperan miles de terroríficas criaturas que tienen un objetivo claro: que no haya humano en ese lugar que permanezca vivos. En este caso, el montacargas se convierte en un lugar idóneo para cargar las armas con las que se enfrentan a los múltiples enemigos.



WhatsApp chat