Principales diferencias entre los ascensores hidráulicos y eléctricos
23483
post-template-default,single,single-post,postid-23483,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive
 

Principales diferencias entre los ascensores hidráulicos y eléctricos

principales diferencias entre ascensor hidraulico y electrico

Principales diferencias entre los ascensores hidráulicos y eléctricos

Cuando valoramos los tipos de ascensor que existen, son muchas las clasificaciones a las que se puede atender, pudiendo enfocarnos en la forma en que funcionan (eléctricos o hidráulicos), al objetivo de su uso (unifamiliares, de comunidad o para negocios), a la capacidad, etc.

En este artículo queremos centrarnos en la clasificación según su accionamiento. Si nos quedamos con esta opción, podemos diferenciar entre ascensores hidráulicos y eléctricos:

  • Ascensores hidráulicos: El movimiento se genera a través de una bomba colocada en el motor eléctrico. Se inyecta el aceite a presión a través de las válvulas hasta alcanzar el pistón y producir el movimiento ascendente de la cabina. De esta forma, el motor solo funciona durante la subida, mientras que la bajada se produce abriendo paso al aceite y haciendo que éste salga, de forma que la propia gravedad llevará al elevador en un movimiento descendente.

Este tipo de ascensores son algo más lentos que los eléctricos, por lo que en edificios de muchos pisos no son aconsejables, mientras que en viviendas unifamiliares o edificios de pocas plantas son totalmente válidos.

  • Ascensores eléctricos: El movimiento se genera a través de un motor eléctrico, con tracción. Este tipo de ascensores está formado por un motor, una polea y una máquina y un cable de tracción. El motor de este tipo de elevadores está situado normalmente en la parte superior, con una polea por la que pasan los cables que son los que se encargan de sostener la cabina. Cuando el motor se activa, los cables se desplazan a través de la polea de forma ascendente o descendente.

Este tipo de elevadores son los más comunes en la mayor parte de los edificios, ya que, además de ser más rápidos, están especificados para cubrir varias alturas y pesos, además de que pueden hacer un mayor número de paradas. Pueden instalarse con o sin cuarto de máquinas, según las necesidades y condiciones de cada situación.



WhatsApp chat