Cómo afecta el frío al rendimiento de los ascensores
23464
post-template-default,single,single-post,postid-23464,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive
 

Cómo afecta el frío al rendimiento de los ascensores

Mantenimiento de ascensores en invierno

Cómo afecta el frío al rendimiento de los ascensores

Estamos en pleno diciembre y las temperaturas empiezan a ser realmente bajas. Este frío intenso nos obliga a salir abrigados de casa para evitar ponernos enfermos y tener ciertos daños en la piel. Los ascensores, aunque son máquinas con elementos resistentes a los cambios de temperatura, también pueden sufrir las inclemencias de la climatología en invierno.

En este contexto, es importante hacer una evaluación de los ascensores durante la época invernal, aunque hay casos en los que podría evitarse si se ha hecho un mantenimiento adecuado recientemente. En cualquier caso, una buena revisión será clave para asegurar una la máxima seguridad y la prevención de cualquier tipo de fallo.

 

El efecto del frío en los diferentes tipos de ascensor

 

Cuando hablamos de los efectos de las bajas temperaturas en los ascensores, es importante aclarar que existen varios tipos de estos aparatos. Así pues, no será el mismo el efecto del frío sobre ascensores hidráulicos que sobre ascensores eléctricos.

En el caso de los ascensores hidráulicos, la clave será tener la sala de máquinas a la temperatura ideal, que oscila entre los 15 y los 35 grados para que el funcionamiento sea el idóneo. Este tipo de elevadores es el más afectado por las bajas temperaturas, pero también hay que tener cuidado en verano de no sobrepasar grandes cifras.

Si la temperatura cae por debajo de los 15° mencionados, el aceite del mecanismo se va a ver afectado y el fluido hidráulico se va a volver más viscoso, haciendo que el elevador se mueva de forma más lenta de lo habitual. Por eso, es importante tener bajo control la temperatura de la sala de máquinas o bien calentar el aceite directamente.

En cuanto a los ascensores eléctricos, van a sufrir mucho menos que los hidráulicos, pero las guías se pueden secar debido al frío, lo que puede causar problemas entre las diferentes piezas que están en movimiento. Aunque esto no debería afectar en gran medida al funcionamiento del ascensor, sí que hay veces que se escuchan ruidos en el interior del mismo.



WhatsApp chat